¿Desea obtener la residencia en los Estados Unidos, conseguir la Green Card o está pasando por el proceso de deportación? Estos procesos pueden ser muy molestos, especialmente cuando no encuentra las respuestas que busca. Hablar con un abogado sobre su caso también puede resultarle molesto, pero no tiene que ser así. Lo cierto es que al tener un abogado calificado a su lado, usted cuenta con mayor protección y asistencia mientras transita por el complejo sistema de inmigración.

Seguramente usted tiene muchas preguntas sobre los pasos que debe tomar y cómo conseguir un resultado favorable. Este es el caso en el que un abogado puede ser una gran ayuda. Aquí le presentamos ocho razones por las que debería pensar en hablar con un abogado experto en inmigración:

  1. Necesita ayuda para solicitar alivio discrecional.
    Si usted ha sido víctima de violencia doméstica u otro delito calificado, tiene derecho a solicitar una visa que lo proteja de la deportación o de otras consecuencias migratorias y le proporcione alivio en esta situación, con la posibilidad de encontrar el camino hacia la ciudadanía de los Estados Unidos. Si ya comenzaron los procedimientos de deportación, usted puede solicitar alivio discrecional como asilo, ajuste de estatus o cancelación de la deportación. Muchas veces, estas medidas se otorgan a discreción del juez de inmigración.
  2. Necesita un procesamiento acelerado.
    En algunas situaciones de emergencia, su caso puede recibir un tratamiento inmediato sin tener que esperar el largo tiempo que implica realizar los trámites del proceso migratorio. Algunas de las razones para solicitar este tipo de procesamiento pueden ser enfermedad, muerte de un familiar o emergencias médicas.
  3. Le comunicaron que usted es inadmisible.
    La inadmisibilidad puede estar basada en distintas circunstancias, como actividades delictivas, varias salidas y entradas, enfermedades transmisibles, trastornos físicos o mentales que pueden ser perjudiciales para los demás, calendario de vacunas incompleto y mucho más. La buena noticia es que aún tiene otras opciones. Es posible que se haya cometido algún error en la designación y usted podría revocarla. También puede tener derecho a una derogación que anule la decisión de inadmisibilidad.
  4. Su solicitud fue rechazada.
    Si su solicitud ha sido rechazada, es necesario que conozca los motivos en los que se basó esta decisión y las opciones que tiene para proceder. Usted puede impugnar o apelar la decisión proporcionando información adicional.
  5. Enfrenta demoras.
    Las demoras pueden prolongar el proceso de solicitud por largos períodos de tiempo y usted puede quedarse sin recursos mientras espera que los funcionarios de inmigración actúen en su caso.
  6. Recibió una notificación de proceso de deportación.
    Cuando recibe la notificación de una orden de deportación, debe considerar la posibilidad de impugnar o apelar la decisión. Será necesario que recopile datos justificativos como nuevos hechos en su caso, cambio de situación o consideraciones excepcionales para presentar una petición de reapertura o reconsideración. También podrá presentar una apelación a la Junta de Apelaciones para Asuntos de Inmigración para que revise su caso.
  7. Se encuentra en los procesos de tribunales de inmigración
    Cuando ingresa en los procesos de deportación de los tribunales de inmigración, su estatus migratorio está totalmente en mano de los tribunales. Con una solicitud estándar no va a obtener los resultados que desea, por eso será necesario que actúe dentro del sistema judicial para influir o apelar la decisión final.
  8. Se siente abrumado.
    Cualquiera de las situaciones arriba mencionadas puede hacerlo sentir abrumado debido a los trámites, audiencias, largos procesos e incertidumbre que va a tener que afrontar. En tiempos como este, es necesario que tenga respuesta a todas sus preguntas y asesoramiento inmediato sobre cuál es el camino más rápido para la resolución de su caso.

Un abogado experto en inmigración podrá ayudarlo en cualquiera de estas circunstancias. Los funcionarios encargados de la información del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) no podrán brindarle asesoramiento jurídico especializado sobre las particularidades de su caso y no se harán responsables si le dan una información incorrecta. Por esta razón, necesita un abogado que luche por usted.

En Hendricks Law, comprendemos la incertidumbre y los temores que tiene y podemos ayudarlo a transitar el proceso de inmigración con total confianza. Responderemos a todas sus preguntas y le brindaremos el asesoramiento que necesita para obtener la mejor resolución posible de su caso.

Llámenos hoy para establecer una consulta gratis con uno de nuestros abogados expertos en inmigración.

Pin It on Pinterest

Share This